La Curp y RFC

Aunque los dos son documentos necesarios, su naturaleza es completamente distinta.

La Clave Única de Registro de Población CURP es un código que se le asigna a cada persona, es exclusivo del sujeto, intransferible y sirve para identificarlo ante la Administración Pública. Por otro lado, el Registro Federal de Contribuyentes es un código asignado a las personas naturales y jurídicas (físicas y morales) que declaran y pagan impuestos en virtud de la actividad económica que desempeñan.

La Curp y RFC

Lo que comparten las claves y lo que las distingue

Ante todo, es bueno tener en cuenta las similitudes de ambos documentos antes de mencionar las diferencias.

En primer lugar, ambos son documentos de inscripción obligatoria, por lo que si un ciudadano mexicano o extranjero residente desea realizar alguna gestión ante la Administración Pública debe obtenerlos cuanto antes. Los dos son documentos que acreditan identidad, por los que muchos organismos solicitan uno u otro indistintamente.

Debido a que requieren datos personales para su asignación, ambos están protegidos por ley federal contra el uso indebido de la información allí contenida. Por esa misma información que comprenden, pueden aportar señas determinantes de los sujetos titulares. Así mismo, ambos códigos son únicos, no hay dos con la misma nomenclatura pues posee cualidad de unicidad para otorgar identidad legal efectiva.

En los dos casos, el sistema de manera aleatoria asigna los últimos dígitos de la clave alfanumérica para evitar la duplicación y mantener la exclusividad del código que le corresponde. Este número final, que en el RFC es denominado homoclave, no puede ser modificado ni removido, pues su creación depende de la plataforma y no de la intervención humana. Esta propiedad hace que el dígito sea incorruptible y por tanto no es vulnerable a acciones de terceros. Una vez asignado por sistema es definitivo.

Tanto el CURP como el RFC requieren la verificación de la identidad del titular mediante acreditación física, como el Acta de nacimiento, esto en el modo presencial ante las oficinas respectivas que solicitan original y copia del documento. A través de la red, solo debe ingresar los datos que le exija el sistema.

Estos procesos de obtención de CURP y RFC son totalmente gratuitos y pueden ser hechos por el titular de los códigos, sin necesidad de gestores,  interventores ni ninguna otra figura de terceros para obtener las claves.

Por otra parte, en cuanto a las diferencias, el CURP es obligatorio desde el nacimiento, mientras que el RFC desde los 18 años o antes si el sujeto tiene 16 años y percibe sueldo. Uno es de índole poblacional y el otro, tributario.

El Registro Nacional de Población es el ente encargado de expedir el CURP y el Servicio de Administración Tributaria hace lo propio con el RFC.

Adicionalmente y como dato curioso, para obtener el RFC debe tener primero el CURP. Todos estos documentos son imprescindibles para realizar trámites ante cualquier entidad federal, así como otros tantos. No importa si debe llenarse de constancias, documentos y acuses de recibo, trate de obtenerlos todos para evitar ser rechazado por falta de alguno de ellos en diligencias necesarias dentro de su cotidianidad.

Referencia bibliográfica | https://tramitecurp.com/2017/01/07/imprimir-curp-gratis/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *